Los ascensores llevan muchísimos años integrados en prácticamente todas las ciudades del mundo, así que es posible que pases por varios de ellos a lo largo del día y tengas uno en tu propio edificio o comunidad; a pesar de que estamos muy familiarizados con los elevadores pueden llegar a ser unos grandes desconocidos así que hoy queremos acercarte a los diferentes tipos de ascensores que existen y sus cualidades.

Los ascensores: inventos que están integrados en la sociedad

Los ascensores existen desde hace siglos, ya que podríamos advertir que los primeros elevadores constaban de un básico sistema de poleas y ya ejercían esta función tan mejorada a día de hoy; se utilizaban principalmente para elevar cargas o alimentos pero gracias a la evolución tecnológica hoy se han convertido en elementos integrados en nuestra sociedad con la principal función de transportar personas.

La mayoría de los ascensores en el siglo XIX, cuando creció su popularidad y se ampliaron sus funciones, eran acondicionados por una máquina de vapor directamente o a través de algún tipo de tracción hidráulica; hoy en día las cosas han cambiado y existen diferentes tipos de elevadores con otros sistemas.

Los ascensores autoportantes

Estos ascensores son probablemente los más contemporáneos y se distinguen porque ubican a la máquina de tracción dentro del propio hueco del ascensor, habitualmente en la parte superior, y el principal beneficio que presentan es la reducción del espacio necesario para instalarlos, crucial para edificios modernos en grandes urbes con menos espacio.

Generalmente los ascensores requerían una sala de máquinas para instalar todo lo necesario para el correcto funcionamiento, así que la implantación de este sistema en edificios que cuentan con elevadores antiguos puede aportar un espacio nuevo a la comunidad transformando la sala de máquinas en un lugar destinado a otros fines.

Los ascensores electromecánicos

Estos ascensores son bastante clásicos y funcionan generando tracción por medio de grupos formados por un motor eléctrico, máquina reductora y polea, de la que cuelga el cable de tracción que será arrastrado por fricción en el giro de la polea; la cabina va guiada en su viaje por rieles.

Este elevador se sirve de un contrapeso, que se puede utilizar situado en el fondo de la cabina o en uno de los laterales en dependencia del tamaño del hueco que se tenga y de la planta de la cabina, también influye la situación de la sala de máquinas que es estos ascensores si que es indispensable.

Los ascensores hidráulicos

Cuando los edificios o incluso casas de varias plantas requieren la instalación de un ascensor y nunca lo han tenido es habitual que se valore el ascensor hidráulico puesto que elimina la necesidad de una sala de máquinas y su instalación puede estar hasta 15 metros de distancia de la vertical del hueco.

Este tipo de elevadores ofrecen grandes beneficios ya que al funcionar a través de una bomba de aceite que genera la tracción desgastan menos las maquinarias y suponen un menor esfuerzo para las estructuras de los edificios, también son más seguros frente a los imprevistos como un corte de electricidad.

 

[Total:0    Promedio:0/5]