Rara es aquella comunidad de vecinos en la cual no suelen aparecer disputas a lo largo del año. La convivencia se puede llegar a hacer complicada y muchas veces tienen lugar las rencillas entre vecinos por pequeños detalles que acaban evolucionando en algo peor. Los garajes tampoco son algo que suelan quedar exentos de problemas dentro de las comunidades de vecinos.

Los vecinos ruidosos también son un clásico dentro de las comunidades de vecinos. En esos casos lo principal es hablar claramente con el vecino y exponer la situación para que comprenda que nos molestan sus ruidos.

Si tras esta acción no tuviera lugar ningún cambio en su conducta sería entonces cuando deberíamos exponer a las comunidades de vecinos lo que sucede y ya como última solución nos quedaría denunciar. Además de los ruidos los garajes también suelen acarrear numerosas disputas.

Muchas veces nos encontramos con el típico vecino que está haciendo uso de nuestra plaza de aparcamiento vacía o que emplea su plaza como trastero en vez de aparcar su coche, que es para lo que se debería emplear. A veces el papel del administrador de fincas en las disputas vecinales no nos sirve de ayuda y hemos de intentar buscar soluciones por nuestra propia cuenta.

La importancia de la Ley de Propiedad Horizontal

De acuerdo con el artículo 394 del código civil los usuarios deben emplear las zonas comunes para aquello que han sigo designadas, y no debe perjudicar el interés de la comunidad. Con esto queda claro que no podemos salirnos de las líneas blancas de nuestra plaza de garaje, ya que con esta acción estaríamos causando problemas a nuestros vecinos.

Si seguimos el artículo 9.1 en el que se habla de la Ley de Propiedad Horizontal los propietarios de las comunidades tienen la obligación de respetar las instalaciones generales dentro de la comunidad al igual que el resto de elementos comunes. En el supuesto de que un vecino dispusiera de una plaza de garaje grande podría aparcar en ella 2 vehículos y la ley no diría nada al respecto. Es entonces cuando deberíamos revisar los estatutos de nuestra Comunidad o revisar la normativa legal de la población en la que estamos para ver si hay algo al respecto.

Si un vecino hiciera uso de nuestra plaza estaría infringiendo la ley al entrar en una propiedad privada. No olvidemos que para poder sacar el vehículo de nuestra plaza sería necesaria una orden judicial.

[Total:44    Promedio:2.6/5]