inspeccion ascensores

Inspeccion de ascensores

La inspección de ascensores es una acción imprescindible que debe ser realizada cada cierto tiempo. De esta manera, se confirma que todos los elementos funcionan correctamente salvaguardando así la integridad de los usuarios habituales de ascensores.Este trabajo debe realizarse de acuerdo a los procesos legales que se establecen en las comunidades autónomas. Es importante que su realización sea llevada a cabo por profesionales del sector que asegurarán un resultado totalmente satisfactorio.

¿Qué elementos son revisados en una inspección de ascensores?

Siempre que se realiza el mantenimiento se revisa el correcto funcionamiento de los siguientes elementos:

– Limpieza y comprobación del hueco del ascensor.

– Mantenimiento del cuarto de máquinas además de las poleas.

– Comprobación del correcto funcionamiento de las puertas.

– Asegurar que los contrapesos están dispuestos de forma correcta.

– Inspección de las suspensiones, compensaciones y las protecciones.

– Amortiguadores y holguras.

– Máquina.

– Revisión de ascensores que no poseen cuartos de máquinas.

– Protección contra cualquier inconveniente eléctrico.

No cabe duda de que la revisión incluye todos los elementos que forman parte del mecanismo del ascensor.

¿Con qué frecuencia debe realizarse la inspección de ascensores?

Existen diferentes casos dentro de este apartado:

– Si el uso de los ascensores es industrial o se encuentran ubicados en lugares públicos, la revisión se llevará a cabo cada dos años.

– Para los ascensores de edificios que cuentan con más de 20 viviendas o que tengan cuatro plantas, cuatro años.

– El resto de ascensores que no se encuentren en ninguno de los supuestos anteriores deberán ser revisados cada seis años.

Trámites necesarios para realizar la inspección periódica de ascensores

Los trámites pueden variar en función de la comunidad autónoma.

Inicialmente, la petición de realización del mantenimiento debe ser función del titular. La empresa responsable del mantenimiento y el titular utilizarán una lista de errores previamente aceptada. Posteriormente, recibirán un listado con los defectos presentes en la revisión y el organismo encargado de la misma realizará los trámites necesarios ante la dirección general de industria y energía. Finalmente, el elemento objeto de revisión obtendrá una calificación en función de los errores.

– Marca verde: todo está correcto.

– Marca amarilla: existen fallos graves en la inspección.

Para finalizar, la marca roja será indicativo de errores muy graves en la revisión realizada.

Catalogación: clases de fallos en la inspección de ascensores

Tras una inspección de ascensores, los errores se catalogan de tres formas:

1. Fallos leves.

Este tipo de fallos pueden ser interpretados con una doble lectura. Inicialmente, el aspecto más inmediato que no será un inconveniente para que el ascensor apruebe la inspección. Y posteriormente, la lectura a largo plazo que nos indica que si no se solventa la incidencia pueden aparecer problemas en las inspecciones futuras.

2. Fallos graves.

Si durante la inspección del ascensor aparecen estos fallos, se dispondrá de un plazo máximo de seis meses para solucionarlos. No se trata de fallos peligrosos que pongan en riesgo la salud de los usuarios, pero si no se arreglan en el tiempo indicado pueden producir averías más graves. Además, la falta de reparación hará que la etiqueta cambie hasta situarse en el último nivel de gravedad.

3. Fallos muy graves.

Dada la gravedad de este tipo de fallos se suspende inmediatamente la actividad del ascensor porque la vida de las personas corre grave peligro.

Hasta ahora se ha indicado de forma global las acciones a llevar a cabo para la inspección de los ascensores así cómo los pasos a seguir, pero ¿qué ocurre cuando se trata del ascensor de una vivienda particular? ¿Hay alguna normativa diferente con lo ya indicado?

Mantenimiento e inspección del ascensor de la vivienda

En la actualidad, cada vez son menos los encargados de la comunidad de vecinos, ya que las asesorías son las que se encargan. Pero si no es el caso, la persona responsable debe preguntar qué tipo de requisitos son necesarios para realizar la correspondiente inspección.

Según la normativa: La Instrucción Técnica Complementaria AEM 1 del Reglamento de aparatos de elevación y manutención, recogida en el Real Decreto 88/2013, de 8 de febrero”, establece los pasos a seguir para mantener la seguridad de las personas usuarias de los ascensores así como de sus bienes.

La legislación actual se basa en la normativa que entró en vigor el 23 de febrero de 2013. Y su ámbito de aplicación son los ascensores que se encuentran en edificios de varias alturas. Además, es necesario que estos elementos de elevación estén destinados al transporte de personas y objetos. Será necesario que en el habitáculo al menos pueda entrar una persona. También será imprescindible que se pueda manejar el ascensor desde su interior, es decir, que la persona en su interior posea su control.

Mantenimiento de un ascensor de vivienda particular

1. El propietario, o en su defecto el arrendatario del ascensor, será el responsable del buen funcionamiento. Además, es necesario que se contrate una empresa especializada para garantizar el correcto mantenimiento de este elemento. También se comunicará cualquier avería a la empresa encargada de su mantenimiento para que puedan poner solución a la incidencia. En caso de que no exista garantía de seguridad lo comunicarán a la administración pública.

2. Existirá un responsable que conozca a fondo el funcionamiento del ascensor. Será la empresa responsable del mantenimiento la que le enseñe.

3. Existirán visitas de mantenimiento preventivo cada cuatro meses para viviendas unifamiliares, seis semanas para edificios comunitarios y un mes para el resto de casos que no se encuentren en los supuestos anteriores.

4. Finalmente, la empresa encargada del correcto funcionamiento del ascensor será quién entregue al titular del ascensor un documento (boletín) en el que quedarán reflejados todos los datos de cada visita o intervención. Estos datos podrán ser consultados por la administración además del titular del ascensor. Toda la información necesaria sobre esta temática se encuentra publicada en el BOE.

¿Por qué contar con una empresa especializada?

La respuesta es sencilla. Los profesionales del sector poseen una amplia y dilata experiencia que les convierte en la mejor opción para llevar a cabo este tipo de funciones.

[Total:3    Promedio:5/5]
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn