ingresos comunidad vecinos

Ingresos extra en una comunidad de vecinos

Mucha gente desconoce que hay fórmulas que permiten a una comunidad de vecinos obtener unos ingresos que repercuten en su propio beneficio. A continuación, veremos algunas de estas opciones y los pros y contras que conllevan cada una de ellas.

Este tipo de ingresos pueden ser utilizados para acometer reformas en el edificio, pagar derramas o realizar mejoras en las instalaciones, zonas comunes o sufragar los gastos comunitarios de modo que se suprima la cuota mensual o anual vecinal.

Alquiler de plazas de aparcamiento libres

En muchas ocasiones, las fincas o comunidades tienen unas plazas de aparcamiento libres que no pertenecen a ningún propietario. En caso de que la propiedad sea de la comunidad, se pueden alquilar.

Esta opción es especialmente interesante en grandes ciudades donde es complicado aparcar en el centro o en las calles más transitadas. Muchas personas que cada día deben ir a trabajar por la zona estarían interesadas en poder aparcar cerca del trabajo a cambio de un alquiler.

En caso de que se decida en una reunión de vecinos y que todos ellos estén informados, hay que tener en cuenta que esto supondría que una persona ajena al edificio tendría acceso al garaje, por lo que habría que extremar las precauciones.

Colocación de publicidad en la fachada

La colocación de una valla publicitaria en la fachada puede suponer una inyección importante de dinero para la comunidad. Por supuesto, esta debe estar situada en una zona estratégica para que las empresas anunciadoras quieran poner su publicidad allí.

En ese caso, se debe tener en cuenta que todos los vecinos deben ser conocedores de esta acción, y que haya sido aprobado por la mayoría de vecinos.

Asimismo, es necesario que el ayuntamiento expida una licencia de instalación.

Además, es importante tener en cuenta a la hora de negociar otro tipo de factores: el tipo de anuncio, las dimensiones del mismo, la duración del contrato y los ingresos que la comunidad va a recibir por servir de soporte.

Este tipo de paneles publicitarios pueden suponer algunos inconvenientes, como la pérdida de visión en algunas ventanas, menos luz natural, etc.

Alquiler por horas o por días de las zonas comunes

En algunas comunidades existen zonas comunitarias como pistas de tenis, de pádel o piscinas. En caso de que la comunidad quiera ingresar un dinero extra, puede proponer el alquiler por horas o de forma puntual de este tipo de instalaciones.

Hay que tener en cuenta que este tipo de alquileres puntuales requiere de una persona que esté al tanto de los horarios, el precio establecido y se ocupe de gestionar estas zonas y los alquileres. De este modo se evitan problemas de impagos, duplicidad de turnos, etc.

Estas zonas comunes pueden además alquilarse para eventos, como torneos amateurs, etc.

Alquiler de azoteas

Las azoteas pueden alquilarse bien para colocar anuncios publicitarios luminosos o para la instalación de antenas telefónicas.

En el primer caso, es necesario que los vecinos sean conocedores y estén de acuerdo para instalar un anuncio que se iluminará durante la noche, de forma que sea un reclamo más efectivo para la empresa anunciadora.

El segundo caso es un poco más complicado, ya que antes de instalar una antena telefónica hay que saber los problemas o molestias que van a ocasionar, como la gran cantidad de cableado que se requiere y que puede afectar a una o más viviendas, las ondas electromagnéticas que se emiten desde la antes y el peso extra que supondrá para la estructura del edificio.

Además se debe tener en cuenta que los edificios aledaños pueden verse afectados y, por tanto, suponer un problema a la hora de la instalación.

Venta o alquiler de la vivienda del portero

En muchas comunidades existe todavía lo que se llama la casa del portero, una figura que con el tiempo ha ido desapareciendo. Sin embargo, la vivienda que tradicionalmente ocupaba este trabajador de la finca, en caso de que no exista ya esta figura en la comunidad, puede alquilarse o venderse de modo que ese ingreso recaiga sobre la propia comunidad.

Se trata de un espacio propiedad de la comunidad, por lo que todos los vecinos deben ser conocedores de esta situación y votar en su mayoría a favor del alquiler o venta.

Placas solares

A la hora de abastecer una comunidad, se puede optar por instalar placas solares. En la mayoría de los casos no será lo común, pero en caso de que estas placas de energía fotovoltaica generen un exceso de electricidad, esta puede venderse y obtener así un ingreso extra para la comunidad.

La instalación de las placas solares supone una inversión importante que la comunidad deberá asumir previamente.

Como hemos visto, son varios los modos en los que una comunidad de vecinos puede generar ingresos. En la mayoría de ellos, depende del estado de la finca y su localización estratégica para que estos ingresos se vean aumentados exponencialmente.

En caso de duda, se debe consultar con el administrador de fincas que puede resolver las dudas legales al respecto.

[Total:4    Promedio:3.3/5]