¿Te ha tocado ser presidente de tu comunidad de vecinos?

Si es así seguro que te has preguntado alguna vez si es obligatorio aceptar la presidencia de tu finca. Pues bien, el cargo de presidente por votación no se puede eludir.
Sin embargo, aunque es un puesto de obligatorio cumplimiento, si has sido nombrado presidente y por cualquier circunstancia no puedes ejercer el cargo, lo primero que has de hacer es exponer las razones en la junta de propietarios. En el caso de que tu petición no sea estimada por los propietarios tienes la opción de acudir al juzgado, solicitar tu renuncia dentro del mes siguiente a tu nombramiento y exponer las razones pertinentes.
La duración de la presidencia de la finca es de un año y el nombramiento lo realiza la junta de propietarios mediante votación, turno rotatorio o sorteo.
¿Cuáles serán tus funciones como presidente de la comunidad de vecinos? Veamos qué tendrás que hacer si los propietarios de tu finca te eligen presidente.

Funciones a la presidencia de una comunidad de vecinos

  1. Ordenación de trabajos y obras: Como presidente deberás realizar las acciones correspondientes para el adecuado mantenimiento y conservación del inmueble, así como de sus servicios e instalaciones comunes. En este punto se incluye el cumplimiento de los requisitos básicos de seguridad, habitabilidad y accesibilidad de la finca.
  2.  Supervisión de las obras: Otra de tus funciones como presidente será supervisar las obras que realizan los propietarios de la comunidad y que afecten a los elementos comunes de la finca. Un ejemplo es si un vecino decide cambiar las ventanas de su piso sin tener en cuenta la estética del edificio. Si como presidente observas estar irregularidades deberás notificarlo al propietario para salvaguardar los intereses de la comunidad.
  3. Cesión de actividades prohibidas: Tu obligación como presidente será la cesión de actividades molestas que puedan afectar al resto de propietarios o que puedan ser peligrosas para el resto de la comunidad de vecinos. Por tanto, si algún vecino realiza actividades ruidosas que perjudican el bienestar del resto podrás, previa autorización de la junta de propietarios, entablar una acción de cesación que se tramitará a través de juicio ordinario.
  4. Capacidad de firmar certificaciones: Como presidente tendrás dicha capacidad y deberás estar al corriente de los pagos de los vecinos. La petición de esta certificación por parte del propietario puede ser por motivos de la venta de una propiedad.
  5. Convocar Juntas Ordinarias o Extraordinarias: Deberás indicar los puntos del día que consideres más adecuados para los intereses de la comunidad. Recuerda que en la junta general ordinaria siempre deberás incluir la aprobación de los gastos anuales de la finca, el presupuesto y la renovación de los cargos.
  6. Firma del libro de actas: Deberás firmar el libro de cada acta realizada al término de la reunión o dentro de los siguientes diez días naturales.
  7. Capacidad de exigir el pago de la cuota a cada propietario: Como presidente y por acuerdo de la junta de propietarios, podrás poner en marcha un proceso monitorio en el juzgado en caso de que algún vecino incumpla su obligación de contribuir con el pago de la cuota o derrama que le corresponda.
  8. Representación de la junta: Como presidente deberás representar a todos los propietarios de tu comunidad.

No sólo tendrás que encargarte de todas esas funciones.

Asimismo tendrás que supervisar las actuaciones que realice el secretario-administrador de la finca y estar informado de todas y cada una de las acciones que lleve a cabo. Estas son algunas de las actuaciones que has de supervisar:

  • Si se realizan cambios de propietarios de las viviendas. Si la vivienda se ha vendido a un particular o se ha producido algún desahucio.
  • Estar al tanto de las quejas de los propietarios y darles una inmediata respuesta para el correcto funcionamiento conjunto de la comunidad.
  • Conocer los gastos mensuales que se producen en la finca y analizar el presupuesto disponible para el año siguiente.
  • Estar informado de los cambios legislativos y que puedan afectar a la comunidad, de manera que se pueda hacer un plan de actuación conjunto con el secretario-administrador para presentarlo posteriormente en la junta de propietarios.
  • Deberás supervisar los acuerdos en materia de obras y comprobar los pagos y cobros que se han ido realizando.
  • Comprobar el saldo de la cuenta de la comunidad para controlar el presupuesto y las desviaciones del mismo que se hayan podido producir.
  • Capacidad para firmar los contratos aceptados en la junta de propietarios o renovación de los mismos. Como por ejemplo, contratos de seguro de la comunidad o el mantenimiento del ascensor.
  • Buscar nuevos presupuestos que mejoren el servicio y la relación calidad-precio y presentar el presupuesto en la siguiente junta de propietarios que se celebre.

Ya has visto que como presidente has de llevar a cabo muchas y variadas responsabilidades. En el caso de que el volumen de trabajo sea elevado es recomendable que delegues alguna de tus funciones internas a otro miembro y que nombres a un vicepresidente de tu comunidad para adoptar decisiones conjuntas y que el funcionamiento conjunto de la comunidad sea un éxito.
Si te han nombrado presidente, ¡adelante con tus funciones, señor Presidente!

[Total:1    Promedio:5/5]
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn