Tipos de ascensores

Tipos de ascensores más utilizados

El ascensor moderno, tal y como lo conocemos actualmente, apareció en 1854, en la exposición del Palacio de Cristal de New York. El ingeniero Elisha Graves Otis diseñó e instaló un sistema automático de seguridad en el elevador de carga de la exposición. Hasta entonces, la mayoría de los montacargas se accionaban mediante una máquina de vapor a través de sistemas de tracción hidráulica. Actualmente existen dos tipos de ascensores según su sistema de tracción.

Ascensores eléctricos o electromecánicos:

En este tipo de ascensor la tracción la realiza un motor eléctrico. El sistema está compuesto por el motor propiamente dicho, la máquina reductora, la polea y el cable de tracción. La cabina está suspendida en uno de los extremos del cable y en el otro extremo se encuentra el contrapeso. El motor imprime movimiento vertical al sistema y el cable se desplaza a través de la polea, arrastrando consigo la cabina, que es guiada por unos rieles. El contrapeso se puede situar detrás de la cabina o en un lateral, según el tamaño del hueco del ascensor, mientras que la sala de máquinas se suele situar en el último piso. Estos ascensores deben estar provistos de varios sistemas de seguridad combinados, que funcionan en caso de avería o desprendimiento de la cabina o el contrapeso.

Sistemas de seguridad en un ascensor eléctrico

– Los amortiguadores. Son componentes destinados a servir de tope y se sitúan en el foso del hueco del ascensor, donde acaba el recorrido de la cabina. También se pueden montar en la parte inferior de la propia cabina.

– Limitador de velocidad. Detecta un exceso de velocidad en la cabina, previamente determinado. El sistema bloquea la polea y, por tanto, el cable del ascensor. Así se activa el sistema de paracaídas, que detiene automáticamente el ascensor, presionando las zapatas sobre las guías hasta que se detiene. El ascensor eléctrico es el más utilizado para el trasporte de personas, en las comunidades de vecinos, hospitales, hoteles y edificios de oficinas.

– Final de carrera. Son interruptores que sirven para detener el ascensor en el caso de que rebase las paradas primera y última sin detenerse. Cualquier problema en el funcionamiento que origine esta anomalía acciona el interruptor de final de carrera antes de que la cabina o el contrapeso hagan contacto con los amortiguadores del foso. Son interruptores mecánicos instalados en las guías en los puntos más alto y más bajo del recorrido de la cabina.

Ventajas de los ascensores electromecánicos.

El ascensor eléctrico presenta una serie de ventajas tecnológicas, referidas principalmente a la velocidad, la eficiencia energética y el confort.

– Consumen menos energía debido a los avances tecnológicos en su fabricación, lo que supone hasta un 42 % menos de consumo.

– La incorporación de los grupos tractores con variadores de frecuencia ha supuesto una diferencia notable de confort en la arrancada y la frenada, además de ser más precisas que en los sistemas de dos velocidades. Además, disminuyen las vibraciones en el interior de la cabina.

Ascensores Autoportantes o sin cuarto de máquinas

Son los modelos más modernos de ascensores electromecánicos y se caracterizan porque la maquinaria del ascensor se sitúa dentro del propio hueco, normalmente, en la parte superior. De esta forma, se reduce significativamente el espacio necesario para la instalación, ya que no necesitan sala de máquinas.

tipos de ascensor

Ascensores hidráulicos

En estos ascensores el accionamiento se logra a través de una bomba que está acoplada al motor eléctrico. Utilizan como fluido un aceite (de ahí el nombre de ascensor oleodinámico) que se inyecta a través de las válvulas desde un depósito hasta el pistón. La cabina está sostenida en el émbolo del pistón, de tal forma que al llenarse de aceite, el émbolo sube, empujando la cabina hacia arriba. La bajada se produce por el efecto de la gravedad, mediante el propio peso de la cabina, que hace que el aceite sea devuelto al tanque. Este sistema, por tanto, solo utiliza energía en los trayectos de subida.

Los ascensores hidráulicos no tienen contrapeso, ya que el grupo impulsor de la cabina realiza las mismas funciones que el grupo tractor en los ascensores electromecánicos. El fluido transmisor del movimiento, el aceite, se almacena en un depósito junto a la maquinaria.

Este sistema es utilizado en edificios que no tienen posibilidad de modificar su estructura, edificios antiguos que se construyeron sin ascensor. No necesita sala de máquinas en la parte superior del hueco y la maquinaria y el depósito del aceite se pueden alojar en cualquier lugar, a una distancia máxima de 12 metros del hueco del ascensor. Esto supone una gran ventaja a la hora de instalar un ascensor en edificios con espacio limitado. Tienen la desventaja de ser más lentos y más costosos desde el punto de vista energético. Por eso no se recomienda su instalación si el edificio tiene más de 21 metros de altura.

Ventajas de los ascensores hidráulicos

Las principales ventajas de un ascensor hidráulico se refieren a la seguridad, ya que en estos ascensores la cabina no puede caer porque está situada encima del émbolo.

–        La evacuación de los pasajeros, en caso de corte del suministro eléctrico, es fácil y segura. El sistema dispone de una batería de reserva que permite continuar el trayecto hasta la parada más próxima y salir.

–        Son más seguros durante un movimiento sísmico, ya que no existe contrapeso que pueda golpear la cabina.

–        Menor desgaste de los componentes, ya que funcionan mediante el fluido oleoso.

–        El sistema no sobrecarga la estructura del edificio, aspecto importante en la seguridad de inmuebles con cierta antigüedad.

–        Los arranques y las paradas son más suaves que en los ascensores electromecánicos.

El tipo de ascensor depende, por tanto, de las necesidades que tengan los usuarios del inmueble en cuanto a carga, rapidez, amplitud de la cabina y de las características del edificio en el que se pretende colocar. Para viviendas unifamiliares y edificios antiguos el ascensor hidráulico presenta las ventajas del espacio. En edificios con más de seis plantas de altura será necesaria la instalación de un ascensor eléctrico.

[Total:1    Promedio:5/5]
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn