Aunque antiguamente eran un lujo, hoy en día los ascensores son un elemento indispensable de cualquier comunidad de propietarios urbana y una verdadera necesidad para todos. El problema de esto, radica en el hecho de que muchos de los edificios que actualmente se utilizan han sido diseñados o fabricados en una época en la que el ascensor no se tenía como una parte fundamental de la vivienda y carecen de él.

Así, una de las cosas que han hecho muchas comunidades de vecinos al amparo de varias leyes autonómicas, estatales y locales que favorecen la instalación de ascensores en las comunidades de vecinos, ha sido proceder a su instalación. Esto, que no siempre es fácil – pues hace falta un cierto acuerdo en la junta de propietarios – puede llegar a ser especialmente complicado cuando los edificios son realmente antiguos y es imposible instalar en ellos un ascensor. 

Desde siempre, a la hora de instalar un ascensor en un edificio antiguo, se suele optar de forma preferente por el hueco de la escalera. Éste uno de los lugares más adecuados para hacerlo por su fácil acceso, estar ubicado en un lugar común y poder servir a todos los vecinos por igual. Sin embargo, en ocasiones no es posible realizar una instalación en un hueco de la escalera por no existir o ser éste demasiado pequeño. Sin embargo, hay más opciones disponibles. 

¿Dónde iría el ascensor en un edificio antiguo? 

El patio de luces: Instalar el ascensor en el patio de luces suele ser la primera de las opciones que se barajan en el caso de que no sea posible hacerlo a través del hueco de la escalera. En este caso se procede a la instalación del ascensor en una zona común como es el patio de luces. Tiene la ventaja de que afecta a todos los vecinos por igual y la desventaja de que puede quitar luz a ciertas habitaciones interiores. 

Fachada exterior: Si instalar el ascensor en el patio de luces puede quitar luminosidad a algunas de las habitaciones de la casa, hacerlo en la fachada exterior puede conseguir el mismo resultado. Sin embargo, en muchas ocasiones es la única opción que se tiene. Afortunadamente hay diseños de lo más atractivos para que el instalar un ascensor no suponga un daño estético. 

Mover la escalera: Mover la escalera puede otra de las opciones barajadas. Si se reduce el espacio que ocupa la escalera o se desplaza, puede abrirse un hueco mayor par el ascensor y permitir su instalación. La obra es grande pero en ocasiones es posible y no tiene las contrapartidas negativas que pueden tener las dos opciones anteriores. 

Dentro de casa: Sin duda, la última de las opciones y que es sólo viable cuando hay una vivienda por planta, es instalar el ascensor quitando espacio a las viviendas privadas para que así todas ellas puedan beneficiarse de él. Esta solución tiene el aspecto negativo de perder una parte de la vivienda que 

[Total:1    Promedio:5/5]